Neem: El árbol sagrado y repelente.

neem-flor-2Los extractos de Neem han sido aprobados por la EPA (Agencia de Protección del Ambiente de los E.U.A) para su uso como insecticida en cultivos alimenticios. Siendo no tóxico para las aves, animales de sangre caliente y humanos, puede proteger los cultivos de más de 200 especies de insectos.

Una ventaja clave de usar el Neem, es que es opuesto a algunos tratamientos médicos y herbolarios pues cumple con el primer mandato hipocrático de los Doctores en medicina que dice: “Primero no hagas daño”.

Por miles de años el Neem ha sido usado por cientos de millones de personas sin que exista un caso documentado de riesgo al usarlo en las dosis recomendadas.Solamente en dosis muy altas podría en Neem ser tóxico, lo cual se puede aplicar a cualquier cosa tomada internamente. En muchas de las enfermedades más difíciles en que el tratamiento con el Neem han probado ser efectivo incluyen enfermedades del corazón, diabetes, malaria, psoriasis, ulceras, candidiasis y daño en las encías.

LA HISTORIA DEL NEEM

imLa mitología India nos cuenta historias de cómo el árbol de Neem se convirtió en un árbol sagrado bendecido con el don de curar todas las enfermedades. La historia más contada nos relata como Indra, el rey del cielo, baja de este con una olla de oro llena de Ambrosía (Artemisa) que había quitado a los demonios, algo de la ambrosía derramo sobre un árbol de Neem bendiciéndolo y convirtiéndolo en el árbol de propiedades milagrosas para curar toda la eternidad.Las primeras indicaciones del uso del Neem como medicamento, se remonta hasta hace 4.500 años.

La cultura India Harappa estaba en su pináculo, esta fue una de las grandes civilizaciones del mundo antiguo. Excavaciones hechas en Harappa y Mohenjo- Daro en el oeste y noroeste de la India que se identifican con ese periodo, encontraron algunos preparados terapéuticos incluyendo hojas de Neem, entre las ruinas. Entre los documentos más antiguos que han podido ser traducidos se encuentra el Caraka-Samnita (Aprox. 500 A.C.) y el Susruta Asmita (Aprox. 300 A.C.). En estos libros se ha encontrado evidencia que nos lleva a saber que estos trabajos fueron realizados entre 200 y 1.500 años A.C. respectivamente, y son el pilar del sistema Indio de medicina natural, Ayurveda.

dieta-ayurvedicaEn estos antiguos textos el Neem es mencionado casi 100 veces para el tratamiento de una gran variedad de enfermedades y síntomas, muchos de los cuales continúan a la fecha afectando a la humanidad.
El Sarira Sthanam recomendaba que los recién nacidos fueran untados con aceite y hierbas, recostados sobre una sábana de seda u abanicados con una rama de Neem con hojas anchas.
Conforme crecía el niño, se le administraban pequeñas dosis de aceite cuando enfermaba y se le bañaba con té de Neem para tratar cortadas, lesiones o varicela. El cepillado diario con ramitas de Neem masticadas ayudaban tanto a niños como adultos a mantener dientes y boca sanas.
El aceite de Neem alimentaba las lámparas durante las noches. La madera era usada como combustible para la cocina diaria de frijol y granos, los cuales se podían mantener libres de insectos cuando eran embodegados mediante el agregado de una fina capa de aceite u hojas de Neem.

neem-tree1-1024x675Estimado por siempre debido a sus cualidades curativas el Neem estuvo cerca de convertirse en un programa de salud desde la cuna hasta la muerte y era parte de la rutina diaria en casi todo el subcontinente Indio siguiendo esa tradición hasta la era moderna. No ha sido hasta que el creciente interés de la gente en Europa y los Estados Unidos ha dado el verdadero valor e importancia al Neem. Un grupo de Indios ha tratado de crear conciencia para proteger la relativamente poca población de árboles de Neem en la India, debido a la demanda creciente de los productos de Neem y en consecuencia la elevación de los precios de estos.

LAS HOJAS DE NEEM
Las hojas de Neem se componen de un 20% de fibra, 50% de carbohidratos, 15% de proteínas, 5% grasas, 8% de cenizas, 2% de calcio y contiene además aminoácidos esenciales (Keher y Nagi, 1949), sus contenidos de aminoácidos conocidos y sus porcentajes en la hoja son como sigue; alanine 1.2, aspargine 3.4, aspartico 2.7, tryptophan 1.4, tanrine 7 y valine 2.9, también se reporta el contenido en la hoja de carotene y ácido ascórbico (tirimanna, 1984); (bhandari y Murkejii, 1959)

Las concentraciones mayores de ingredientes activos se encuentran en la semilla y el aceite, sin embargo la mayoría de estos también los tenemos en las hojas y la corteza en menores proporciones. La mayoría de los ingredientes amargos son solubles en agua y alcohol, por lo tanto tinturas que usen un 50 a 80% de alcohol contendrán la mayoría de los ingredientes medicinales, otra de las maneras de obtener estos ingredientes será haciendo un té con agua caliente que no hierva, pues el calor excesivo puede descomponer los ingredientes activos.Las hojas deben de obtenerse solamente de árboles cultivados orgánicamente o en su hábitat natural, lo anterior nos asegura tener el total de los elementos naturales de las hojas y así mismo reduciremos el riesgo de contaminación por toxinas, las hojas deberán lavarse con agua pura una vez cosechadas y secadas en un ambiente libre de polvo.

El molido de las hojas para obtener un polvo fino nos permitirá tener una mayor área de contacto para el aprovechamiento de sus compuestos.Ese mismo polvo obtenido nos servirá para fabricar las tinturas, extractos, té o usarlo como especias en las comidas. Para su uso externo, el polvo nos sirve en la fabricación de cosméticos y fórmulas herbolarias.

El INIFAT sugiere que los insecticidas del Neem podrán controlar en número considerable de insectos considerados plagas de los cultivos agrícolas, tales como: la palomilla de maíz ( Spodoptera frugiperda ), la polilla de la col ( Plutella xylostella ), la mosca blanca ( Bemisia tabací ), el minador de la hoja del tomate ( Keiferia lycopersiciella ), la chinche del arroz ( Nezara viridula ), el gusano del pepino ( Diaphania hyalinata ), diferentes gorgojos, los ácaros Tetranichus urticae y Panonychus citri y el nemátodo, Meloidogyne incógnita.

El Neem no afecta las arañas, las mariposas, y los insectos tales como las abejas que polinizan o fecundan cosechas y árboles, las mariquitas que consumen pulgones y las avispas que actúan como parásitos sobre varias pestes de cultivos. Ello se debe, principalmente, a que los productos del Neem deben ser digeridos para ser efectivos. Así perecen los insectos que se alimentan de los tejidos de las plantas, mientras que los que se alimentan del néctar o de otros insectos, raramente entran en contacto con concentraciones de productos del Neem.

aceite-de-neem-beneficiosEl Neem elimina rápidamente los parásitos externos y una decocción de hojas de Neem es tan segura y efectiva como cualquier tratamiento ordinario para eliminar piojos y sama. Además unos estudios han demostrado que uno de los ingredientes del Neem es más efectivo como repelente de insectos que el químico usado mundialmente DEET, del cual se sospecha puede causar cáncer en uso prolongado. Los extractos de Neem han sido aprobados por la EPA (Agencia de Protección del Ambiente de los E.U.A) para su uso como insecticida en cultivos alimenticios. Siendo no tóxico para las aves, animales de sangre caliente y humanos, puede proteger los cultivos de más de 200 especies de insectos.

El insecticida industrial
Cuando la semilla tiene menos del 9% de humedad, ya está lista para extraer de ella el insecticida. El primer paso consiste en descascarillar la semilla, lo que se hace en un trillo de los que se utilizan para el café, adaptado al tamaño y a la dureza del nim. A la semilla se le quita una cascarita que la envuelve y con esa cascarita pulverizada se elabora un polvillo que sirve como base para el insecticida de nim en determinadas aplicaciones en seco, lo que refuerza su acción.

De la semilla ya completamente limpia se obtienen tres diferentes productos. La semilla pulverizada, conocida comercialmente como Nim-20, que se aplica disuelto en agua. El aceite de nim, que se obtiene al prensar la semilla. Puro, sirve para elaborar un jabón medicinal para la piel. Mezclado con emulsionantes es el insecticida CE-80, que se aplica también disuelto y en gotitas muy finas. Este producto es el único derivado del nim que tiene algún grado de toxicidad por los ingredientes emulsificantes que hay que agregarle para su utilización en la agricultura, aunque su peligrosidad para los seres humanos no es comparable con la de cualquier insecticida comercial.

Por último, el Nim-25, que se obtiene de moler la torta prensada que queda después de que se extrajo el aceite. Este producto se puede aplicar disuelto en agua o en seco, dependiendo de la clase de cultivo y del objetivo que se persigue. Para su aplicación es recomendable mezclarlo con la cascarilla molida, aunque también puede utilizarse arena o aserrín.Los tres productos tienen las tres acciones propias del insecticida del nim: son repelentes, detienen el crecimiento del insecto y afectan su fecundidad.

Por su viscosidad, el Neem emulsionable se adhiere a los orificios respiratorios del insecto, con lo que también le provoca asfixia. Por su sensibilidad al calor del sol, las tres sustancias deben ser aplicadas a los cultivos muy temprano en la mañana o al atardecer. Cuando las fincas son muy grandes y el insecticida ha de aplicarse con avionetas, hay que diseñarles complementos adecuados al nim.

El Neem industrializado ha demostrado ser un insecticida excelente en fincas y plantaciones pequeñas y medianas. Se requiere menor cantidad que la de los insecticidas convencionales, los usos son más espaciados y los frutos, las verduras y todos los productos que se cosechan pueden ser consumidos sin ningún peligro, porque no es tóxico para los seres humanos. El buen precio y la gran demanda que tienen hoy los productos orgánicos – cultivados sin químicos – hace un más atractivo para los agroexportadores el insecticida de neem.

Preparación:
Las sustancias insecticidas se encuentran en los cotiledones de las semillas del neem. Para elaborar el insecticida, estas deben ser trituradas con un mortero o preferiblemente con un molino ya sea manual o eléctrico. La harina debe ser lo mas fina posible para lograr una mejor mezcla.
La mezcla de las semillas del neem molidas con el agua debe hacerse varias horas antes de la aplicación preferiblemente de 10-12 horas, de tal modo que las sustancias puedan desprenderse bien, para pasar al agua y luego aplicarse.

Dosis:
La cantidad de semillas molidas para la mezcla va a depender de la calidad de la semilla (contenido de Azadirachtina) y del tipo y la cantidad de plagas presentes en los cultivos. Generalmente se recomienda de 25-50g. De semillas molidas por litro de agua.
Formas de aplicar el insecticida Neem a los cultivos:

Con equipo:
Para la aplicación con equipo es necesario filtrar la mezcla, separando así las partículas sólidas, para que el equipo no se tape. La mezcla debe moverse para facilitar la separación de las sustancias activas, posterior a esto se debe hacer un correcto filtrado para evitar que partículas de semilla lleguen a tapar la boquilla la dosis a aplicar con equipo es de 5-10cc. /L de agua

Forma manual:
El extracto del neem puede aplicarse con una brocha de paja fina o una escoba, esto para la aplicación en áreas reducidas (huertos familiares, semilleros, etc.). En este caso no es necesario filtrar la mezcla.
Es importante señalar que tanto la aplicación con equipo como manual se deben elegir las primeras horas de la mañana o las ultimas horas de la tarde, en razón de los rayos solares disminuyen la acción de las sustancias activas del neem.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s