Hempcrete

Ladrillos de cáñamo, el hermano verde del rey del andamio

Los ladrillos de cáñamo son tan resistentes como los de arcilla y más ecológicos.Su componente aislante y la resistencia a las cargas y el fuego son algunas ventajas.
El inconveniente es que el material tiene un coste más elevado de lo habitual

MÁLAGA.- No todo el cáñamo es marihuana. Sus fibras se empleaban ya hace 8.000 años y hoy está presente desde el sector textil a la automoción, pasando por la producción de semillas y aceites o combustibles ecológicos y plásticos. Uno de sus usos más desconocidos y con mayor recorrido es el de la construcción. Una empresa lo destina a revolucionar el mundo inmobiliario y hacer ladrillos sin necesidad de arcilla. Hace nueve años, la arquitecto alemana Monika Brümmer montó en Guadix (Granada) la empresa Cannabric, donde fabrica artesanalmente ladrillos de cáñamo, tan resistentes como los normales pero infinitamente más ecológicos. Y a pesar de lo que se pueda pensar por su relación con el cannabis, están homologados y su uso constructivo es perfectamente legal.

Todo empezó con el proyecto de fin de carrera de esta arquitecto, que versaba sobre nuevas formas de construir viviendas con materiales vegetales. De ahí, y tras muchos ensayos, salió este invento.

Están homologados y su uso constructivo es perfectamente legal

El bloque está formado por fibras vegetales de cáñamo industrial, cal hidráulica natural y una mezcla de minerales, además de tierra procedente de las cuevas de Guadix. “Los componentes se mezclan, se prensan unos bloques macizos y se secan al aire, por lo que el consumo de energía en la fabricación es bajísimo”, explica Brümmer.

Entre las ventajas de estos labrillos naturales está su componente aislante, lo cual hace que las viviendas hechas con cáñamo tengan las mismas características que las casas cuevas granadinas. “Las casas hechas de Cannabric tienen un elevado confort térmico, acústico y bioclimatico. Estos ladrillos regulan las temperaturas y la humedad ambiental, como en una cueva pero con muros exteriores de tan sólo 30 centímetros de espesor”, comenta la promotora de este nuevo tipo de ladrillo.

‘Estos ladrillos regulan las temperaturas y la humedad ambiental, como en una cueva’

Es resistente a las cargas y al fuego, sirve para fabricar edificios de varias alturas y, además, contribuye a cuidar el medio ambiente. A esto hay que añadir que con el cultivo de este tipo de cáñamo (que no hay que confundir con el de la marihuana) se mejoran los suelos y se reduce la contaminación ambiental, dado que no precisa de herbicidas ni pesticidas.

Entre sus inconvenientes está el precio. Un ladrillo con medidas 30 x 14,5 x 10,5 centímetros, ronda el euro, mientras que los ladrillos cerámicos (que suelen medir 24 x 11,5 x 6 centímetros) tienen un coste de entre 0,10 euros y 0,40 euros cada uno. “El coste de material es algo mas elevado que en la construcción habitual, pero es un coste que se amortiza en pocos años con el gran ahorro energético que conlleva su empleo”.

A la derecha, una construcción con ladrillos de cáñamo. A la izquierda, la propia fábrica de ladrillos en la localidad de Guadix. (FOTOS: Cannabric)

Otra de las pegas es que los morteros y posibles revestimientos del muro deben ser de materiales naturales, nada de pinturas sintéticas. Aún así, el bloque en sí tiene un alto valor estético para estancias con un estilo rústico, puesto que es macizo y denso, de color beige y con una textura fibrosa. Además, comparado con con otros materiales aislantes como el pladur o la madera, requiere un trabajo algo más engorroso y lento para su instalación.

Cáñamo francés

Por otro lado, actualmente en España apenas se cultiva el cáñamo, por lo que Cannabric lo importa de Francia. No obstante, Brümmer se ha mostrado convencida de que poco a poco volverán a proliferar estos cultivos en España, porque el cáñamo es un material muy recomendado en zonas del sur de Europa, donde se alternan temperaturas extremas de calor y frío.

Por el momento, la empresa todavía trabaja para “una minoría de gente que quiere una casa sana y saludable, como una segunda piel, en la que el consumo de energía es muy bajo”, según Brümmer. Es decir, personas que quieren una vivienda bioclimática cien por cien.

Aún así, ya hay casas hechas o rehabilitadas con cáñamo por toda España, incluida la ciudad de Madrid, sobre todo viviendas unifamiliares. Además, existen monumentos históricos que han sido restaurados gracias a estos peculiares ladrillos, como un monasterio de la provincia de Palencia.

Fuente: elmundo.es 

Primera casa en EEUU hecha completamente de cáñamo

EEUU.- Hemcrete, un material que es mezcla de fibra cosechada de cannabis, cal, papel y agua.

El interior de la casa está revestida con paneles de papel reciclado conocido como PurePanels

“El resultado es un modo sostenible, libre de toxinas, el sistema transpirable paredes con paneles que va en muy rápido y es contra-intuitiva fuerte”,

David Mosrie de Push Diseño explica: “El principal efecto negativo de la situación jurídica (en los EE.UU.) es el coste para la importación, que es francamente muy alto.

Si ya le echaste el ojo a esta morada, pero como un potencial paraíso para el fumador más que por su diseño, lamento desalentarte; no es como para arrancar un pedazo de muralla y ponerlo en un papelillo para “relajarte” como harían Hansel y Gretel en su popular casa de chocolate.

Esta es la primera casa en Estados Unidos cuyo principal material de construcción es el cáñamo. En rigor, el material utilizado se llama “hemcrete”, que es una mezcla de la fibra cosechada desde la planta de cannabis a la cual se le añade cal y agua y está revestida con paneles de papel 100% reciclado.

La constructora Push Design no la tuvo fácil para edificarla, ya que la producción de su materia prima está bastante penada por la ley en suelo estadounidense, por lo que fue necesario importar el cáñamo desde Reino Unido. Pero pese a lo elevado de su costo final por tanto ajetreo, aseguran que ya tienen varios pedidos más en Estados Unidos.

Ah, y si aún te da vueltas en la cabeza la idea de “fumarte la casa”, la compañía aclara que para “volarse” haría falta fumar más de 1.100 kilos del cáñamo, por lo que tendrías que escoger entre echar abajo el living completo o la habitación principal. Nunca tan angustiado, ¿cierto?

Fuente: lamarihuana.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s